“Barranquilla al día”, un periodismo diferente, humano ¡Y que está a la moda!

Por: | viernes, junio 29, 2012 Deja tu comentario
Como informó recientemente EL BLOG DE DIOMEDES DÍAZ el pasado domingo 24 de junio el impreso “Barranquilla Al Día”, de esa ciudad del norte de Colombia, hizo un amplio despliegue informativo (Páginas 26 y 27) de parte de la faceta paterna de El Cacique de La Junta, ángulo informativo poco divulgado en la prensa, en general.

De allí que destacamos como certero el eslogan de ese medio de comunicación barranquillero que en su cabecera se define como “Un periódico diferente”. Premisa reflejada en la nota realizada por el periodista Sue de La Hoz Santiago, de la plantilla dirigida por el colega Roberto Llanos Rodado, Editor General, comunicador de amplia trayectoria y quien ha logrado posicionar al citado medio como el más leído en la Costa Caribe y, en Colombia, como un referente a tener en cuenta. No lo decimos nosotros, lo señala el más reciente Estudio General de Medios (EGM).

Por eso instamos a los barranquilleros a que sigan brindando su respaldo a ese periódico a fin de que prosiga su positiva senda de informar, formar y entretener.
A continuación, le presentamos a la familia diomedista el escrito publicado en esa fecha, amablemente facilitado por Roberto Llanos, colega de viejas batallas.

¡Gracias!

Héctor Sarasti (España)
Antonio José de León (Colombia)
REDES SOCIALES DIOMEDES DIAZ

LA HIJA DEL ‘PAPÁ DE LOS POLLITOS’

El Papá de los pollitos, como le dicen a Diomedes Díaz dentro del ambiente de la música vallenata, es también un padre excepcional. Más allá del ídolo y artista está el ser humano, el papá consentidor, responsable y preocupado por cada uno de sus hijos, de esa amplia descendencia que lo admira y respeta por lo que es fuera del escenario.

Kelly Elvira Díaz, la abogada, su abogada, como El Cacique se refiere cariñosamente a ella, da fe de lo maravilloso de tener un papá con semejante trayectoria artística. “Mi papá es muy especial, carismático. Cuando chiquita, aunque no vivía conmigo, trataba de estar en los momentos importantes de la vida de un hijo. Cuando lo he necesitado siempre he podido contar con él”, asegura la joven jurista quien reside en Barranquilla.

Basta escuchar a Kelly Elvira hablar de él con tanta emoción y afecto, para comprender que eso de tener muchos hijos no fue nunca un obstáculo para el Diomedes padre, pues a cada uno de sus veinti tantos retoños le ha entregado un pedazo de su vida y corazón.

“Somos como 23 hermanos, pero siempre se ha mantenido una unión entre todos. Cada uno tiene su rol. Rafael Santos, quien es el mayor de los varones, es como el sustituto de mi papá, cualquier cosa que uno necesite lo busca a él. Está Rosa Elvira, Diomedes de Jesús, ‘Chú’; Luis Ángel, Martín Elías, Freddy, Lily, Luis Mariano, Moisés, Carmen Consuelo, Katiuska, Rafael María, José Miguel, Rafael De Jesús, que tenemos más o menos la misma edad. Siempre hemos sido amigos”, cuenta Kelly, haciendo su mejor esfuerzo por no dejar por fuera a ninguno de sus hermanos.

Con un árbol genealógico tan diverso, la gente pensaría que la convivencia para los herederos Díaz es complicada. Sin embargo, ellos se consideran una gran familia así no todos compartan el segundo apellido.

“Mi papá nunca ha permitido las rivalidades entre hermanos. En las canciones, por ejemplo, él a cada uno le colo¬ca algo. Lo admiro como padre porque no es fácil con la profesión que él tiene y tantos hijos, manejar eso de que no se resientan unos con otros. Porque a veces pasa en las familias pequeñas que son dos o tres, pero mi papá no. Ha sabido sortear la situación”, manifiesta Kelly, fruto de la unión de Diomedes con Beatriz Franco.

RECUERDOS DE LA NIÑEZ

Desde que Kelly Elvira tiene uso de razón, nunca le ha faltado la figura paterna de Diomedes. “Mi papá tenía un pacto con mi mamá. Desde los 5 años aproximadamente comencé a viajar a Valledupar. De uno a 5 años, él viajaba a verme. Desde entonces, voy todas las vacaciones sagradamente a visitarlo. Siempre, incluso durante el infortunio de la cárcel, cuando estaba huyendo, cuando estaba enfermo duré un mes cuidándolo. Si mi papá está en Valledupar, cualquier fiesta o puente me voy para allá. Ahora que está en Bogotá, nos vemos cada vez que él viene”, relata.

Los compromisos y giras que demanda la vida de cualquier artista, aunque lo mantenía por fuera de casa durante largo tiempo, era recompensado cada vez que El Papá regresaba a ver cómo estaban sus pollitos. “No es frase de cajón, pero no es el tiempo sino la calidad. A él no le importa pasar horas despierto cuando se trata de la familia, se sienta y habla con nosotros, dice y aconseja. Sinceramente cubre el tiempo que no nos vemos”, agrega la abogada.

ABOGADO EMPÍRICO

Diomedes Díaz ha seguido paso a paso la crianza de sus hijos, y con Kelly Elvira no es la excepción. En ella El Cacique ve materializado uno de sus más grandes anhelos, pues si no hubiese sido cantante le hubiese gustado ejercer el derecho “Yo le digo que es un abogado, no frustrado sino empírico”, explica Kelly. “Usted tiene que ser una abogada correcta, no se va a torcer, usted va a hacer política de verdad para ayudar a la gente que lo necesite”, le recalca el orgulloso padre cada vez que conversan.

Cuando Kelly realizaba sus estudios de derecho en la CUC, Diomedes siempre estuvo al tanto. “Él primero me pre¬guntó cómo calificaban en la universidad, yo le dije que de 1 a 5. Después me pedía las calificaciones. Iba a la universidad a hablar con los profesores. Una vez fue y se formó una revolución en la universidad. Tuve que llevar al decano para que hablara con él ahí en la camioneta para poder saber las notas mías porque los primeros semestres me las pedía”.

Como un papá común y corriente que se preocupa porque sus hijos estén bien y que no les falte nada, consentidor y cariñoso, pero sobre todo responsable define Kelly Elvira Díaz a su padre. “Independientemente de cómo la gente lo ve como artista, él es muy correcto como hombre y a todos sus hijos les inculca valores”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada