Header Ads

“Mi homenaje es un poema para un gran poeta como usted, Diomedes”


En la luz del diamante

Maestro Diomédes Díaz: soy Germán Valenzuela S., empresario periodístico y miembro de la Sociedad de Autores y Compositores (Sayco), Seccional Santander. Investigando su trayectoria musical, según las diferentes etapas por las que ha pasado desde su niñez, le compuse esta canción-poema para que sepa, una vez más, que en Colombia hay mucha gente que admira su esfuerzo para seguir adelante en este -nada fácil- arte musical.

DIOMEDES, EN LA LUZ DEL DIAMANTE

-Un homenaje a su música-
De niño fue espantapájaros
en la meca del rico folclore,
allá donde se siembra el arroz,
e inspiran los grandes juglares.

En ese el gran Valledupar,
Diomédes vistió con harapos,
y por su pobreza marcada sin par
cantó por mendrugos de pan.

Con Marciano Martínez y Rosendo Romero,
llevó el vallenato a tierras lejanas,
y en toda Colombia no existe un alero
que no se escuchen sus sones y fiestas.

CORO

Diomédes cantaba a los indios,
a los pájaros verdes ni hablar,
en tarimas muestra carisma
y eleva plegarias a su Dios.

Es un poeta y juglar popular,
nadie se lo puede desconocer,
a las mujeres les sabe corear,
por eso lo llenan de amor y querer.

Diomédes siguió en la parranda,
y su música alegrando a la gente,
en conciertos crece su fama,
el cantar y alegría su fuerte.

La gloria vitoreó al cacique de la Junta,
y con los acordeoneros se elevó,
tuvo amores con Patricia Acosta
y la del Carmen también lo ayudó.

CORO

Diomédes cantaba a los indios,
a los pájaros verdes ni hablar,
en tarimas muestra carisma
y eleva plegarias a su Dios.

(Nota del editor: la composición del poema-canción se conservó exactamente como su autor la remitió).

CONCEPTO PERIODÍSTICO, EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO:

Héctor Sarasti (España)
ANÁLISIS, GESTIÓN Y DESARROLLO 2.0:
Antonio José de León (Colombia)
REDES SOCIALES ORGANIZACIÓN MUSICAL DE DIOMEDES DÍAZ