Header Ads

“¡Ahora es que hay Diomedes pa’ rato!”

Diomedes Díaz
“¡Ahora es que hay Diomedes! pa’ rato”… El oficial militar que se apostaba en la salida de la caseta que se acondicionó en un apartado del Centro Vacacional Los Trupillos, en la salida hacia el balneario de El Rodadero, en Santa Marta, norte de Colombia, refrendaba un sentimiento generalizado cuando El Cacique de La Junta concluyó su primera presentación luego del gravísimo accidente que sufrió el pasado 30 de octubre, y que lo mantuvo ausente durante dos meses largos.

Díaz Maestre acababa de fajarse un concierto de más de dos horas y, sin exagerar, había tejido canción a canción una presentación inolvidable para los privilegiados partícipes que se dieron cita la noche del pasado domingo en ese lugar. No era un regreso de aquí estoy, ya llegué sino la prueba de que la evolución del cantante, en cuanto a salud, está siendo satisfactoria toda vez que su presencia física mostraba a un hombre medido de peso, bordeando los 70 kilos, y unos renovados bríos que dan certeza de que este hombre vuelve por sus fueros musicales.

REGRESA EL CONDOR HERIDO

La agrupación de El Cacique de La Junta arribó hacia las 10 de la noche proveniente de Valledupar (Cesar). Integraban la comitiva músicos veteranos y de reconocido prestigio como Héctor “Tico” Rojano (Congas); Isaac Carrillo Vega (Bajo); Dilber Guerra (Guitarra); Alfonso “Poncho” Orozco (Batería); Alfredo “Fello” Gutièrrez (Segunda voz); Juan José Páez (Teclado); Tulio Maestre (Bombardino); Julio Liñán (Saxofón); Jaime Pérez Parodi, el reconoido acordeonero Alvaro López y el manager general de la agrupación José Zequeda Daza, entre otros.

Listo la comitiva de músicos solo restaba la presencia de Díaz Maestre. El cantante hacía varios días había llegado a Santa Marta acompañado de Luz Consuelo Martínez Salazar, su actual compañera. Esta noche de enero lo acompañaban sus hijos Luis Ángel Díaz Acosta y esposa, Rafael Santos Díaz Acosta, Elder Dayàn Díaz Ramírez y demás familiares que se apostaron en la tarima acompañándolo en este debut que mostró a un cantante muy compenetrado con su público y, por lo demás, ansioso de estar frente a su fanaticada.

-“¿Cómo me ven?¿Cómo me ven?”

Subido a la tarima tan solo pocos minutos después de la medianoche, luciendo camisa roja, manga larga, correa y zapatos a juego y un jean, Díaz lanzó la pregunta al aire para la fanaticada de turistas y gentes locales que se dieron cita en ese lugar. Al paso que, entre sonrisas y aplausos, se dio su propia respuesta…

-“Bien,¿ah?, bien ¿ah?, sonrió el juntero quien daba cuenta en vivo y en directo de su interés en recuperarse, con un dejo de reflexión en la que invitaba y se invitaba a cuidarse un poco más.

-“Lo digo por mi pero también por todos ustedes, vamos a cuidarnos un poco más”, resumía –palabras más o menos- el cantante que, entre canto y canto se hacía su calistenia, cogiéndose la cintura y balanceándose de un lado a otro, como quien hace deporte y está que se corre los 100 metros planos o, si tiene lo que hay que tener, se faja en un maratón que, aunque no es el caso de Díaz, si parece tener ganas de pedir más vía que “ F-100 por carretera destapada”. 
Desgranando poco a poco “Mi Muchacho”, “Mi Vida musical”, “El Profesor” y versionando una melodía del cantante mejicano Juan Gabriel “Si nos hubiéramos casado”, entre muchos otras canciones, Diomedes Díaz se hizo acompañar en su canto por Rafael Santos Díaz, “el actor” como lo denominó en múltiples ocasiones el cantante, y por su hijo Luis Angel Díaz que se unió al festejo e interpretó una de las melodías que su padre ha hecho famoso.

El público entregado a las mieles del canto diomedista se enteró de que la agrupación y el propio artista viajará, en breve, a otros países para realizar una serie de presentaciones, entre ellos, Argentina, Uruguay y Venezuela, lugares en los que ya tiene comprometidas fechas y se han llegado a acuerdos para las presentaciones. Amen de las presentaciones que tiene pendientes en diferentes lugares de Colombia adonde, luego de terminada la gira extranjera, volverá.

EL BLOG DE DIOMEDES DÍAZ, a través del periodista colombo- español Héctor Sarasti,, realizó un completo cubrimiento periodístico y fotográfico que la Página Oficial en Facebook y demás redes sociales de la organización presentan en exclusiva para todos los seguidores del artista en todo el mundo como una prueba fechaciente y constatable de que el cantante sigue tan vigente como vivo.

-“Estamos es pidiendo vía”, definió Díaz su pensamiento y agradeció, de paso, a Nelson Wilches, empresario colombiano y auspiciador importante de sus màs recientes logros, entre ellos, poder presentarse en Los Trupillos. 

-“Mil gracias, gracias, mi gente”, remató El Cacique cuando concluyó su espectáculo a la vez que enfatizó en que vendrán tiempos mejores.

Redacción y concepto periodístico: Héctor Sarasti. Especial para EL BLOG DE DIOMEDES DÍAZ desde Santa Marta (Colombia). Gestor de Redes Sociales: Antonio José de León. Organización Musical de Diomedes Díaz.