Header Ads

Diomedes: ¡Brindo Por Tu Alma!

Historia De Diomedes Díaz
Era el domingo 13 de junio de 1982…

Lugar: Población de Soledad, Departamento del Atlántico, norte de Colombia...
Entonces varios hechos importantes marcaban mi vida: uno, cumplía años mi madre; dos, comenzaba el Campeonato Mundial de Fútbol España'82 y, tres, yo era un singular infante que, a sus escasos 10 años, comenzaba a sentir verdadera devoción por la música vallenata pero más específicamente por la del cantante Diomedes Díaz Maestre, "El Cacique de La Junta", entonces un joven intérprete con poco más de un lustro de carrera musical.

Yo, el hijo de un español de pura cepa casado con una caleña de igual condición moría por las canciones de Díaz Maestre y era el único, de esa larga familia, que tenía el gusto en mis entrañas por las melodías del "Cantor de los Pueblos" y recuerdo que escuchaba, entre muchas de sus canciones, aquella que a la letra entona:

"Muchacha deja esos sentimientos que a mi me matan 
¡que se me quiere partir el alma cuando te miro! 
Yo soy tu sombra, soy tu calor y soy tu esperanza 
Por eso cada paso que doy estaré contigo 
Mientras yo viva te estoy queriendo con frenesí 
mi testamento yo estoy haciéndo a tu favor (bis) 
Cuando yo muera estas amparada siempre por mi 
Para que sepas que yo si soy de buen corazón (bis)…"

(Fragmento de "Todo es para ti". Cantante: Diomedes Díaz Maestre. Acordeón: Nicolás Elías "Colacho" Mendoza. Compositor: Calixto Ochoa. Álbum: "Todo es para ti". Año: 1982. Casa disquera: CBS-Colombia).

Yo el descendiente del español aquel que siempre tocaba con pasión su guitarra criolla, cantaba flamenco, que hablaba a mi, su pequeño, de su cultura íbera, de sus ídolos amados: del cantante popular "Manolo" Escobar (Manuel García Escobar); del guitarrista, compositor e intérprete catalán "Peret" (Pere Pubill Calaf); de "Juanito" Valderrama (Juan Valderrama Blanca) pero que, asombrado, observaba a ese muchachito de sus entrañas inclinarse y decantarse más por el folclor del Valle del Cacique Upar, conocido como vallenato y, aún más específicamente, por Diomedes Díaz.

Ese mismo artista que, años después y a punta de sus canciones, me ayudó a conquistar a
Yesmy, la que fuera mi novia y hoy la madre de mis amados hijos Jessica y Ángel. Él, con su música, me permitió decirle a ella cosas que no podía expresar con mis palabras, muchas de las cuales, en verdad y también, aplicaba a mi vida.

Posteriormente me hice Suboficial Primero de la Armada de la República de Colombia (ARC). Hecho que no impidió que mi fanatismo por la música de "El Cacique de La Junta" siguiera marcándo la pauta en mis gustos melódicos y, menos, que muchas de mis vivencias se marcaran por la admiración que tenía -y tengo- por ese artista a tal punto que, por ejemplo, para esa época preguntaba frecuentemente a mi hermana -que trabajaba como vendedora en una casa disquera en Barranquilla (Discolombia-Fonográficas Felito Record): ¿cuándo traen el último Larga Duración (LP) de "El Cacique"? el que reservaba ¡tres meses antes de la fecha del lanzamiento!. Eso era pasión, lo demás, sutilezas como dicen acá en España, esta tierra que amo tanto y donde resido actualmente.

Hace poco más de 3 años tuve el gusto de verlo cantar en la población turística del mediterráneo español llamada Benidorm. Como consecuencia de ello duré tres días afónico, ronco, pues desahogué todas mis emociones -como el que más- cantando melodías que a él le han salido del alma: "Sin Medir Distancias", "Bonita", "Tu Serenata" y todas esas que en nosotros los diomedistas ocupan un lugar privilegiando en el corazón.

¿Que qué le diría a Diomedes?

Le diría: 

Gracias, Cacique, por tus canciones.
Gracias, Diomedes por ser como eres, el mejor.
Gracias, Maestro, porque tu eres un ícono para el folclor vallenato y puedo dar testimonio verdadero de que en los países que he vivido siempre se escuchan tus melodías.

¡Gracias!

¿Un anhelo, un sueño?

Mi sueño: me encantaria poder ver un video de 10 segundos en donde El Cacique me saludara a mi, David Fernandez; a mi esposa Yesmy y a mis hijos Angel y Jessica.

¿Aunque saben? luego reflexiono mis anhelantes sentimientos y me pregunto: pero ¿quién soy yo para merecer tal privilegio que miles también desean?

Sacudo mi mente y me conformo con saber que sigue bien de salud y con el corazón le deseo que mi Dios lo cuide y lo colme de bendiciones para nos siga alegrando con sus canciones.
Y ¡Con mucho Gusto!

Firmado. David Fernández. Pedanía de Torrellano, Provincia de Alicante, Comunidad Autónoma de Valencia, Reino de España. Junio del 2013.

RESPUESTA de Diomedes Díaz:

Mil gracias, David, por tus palabras y que Dios y su justicia te bendigan a ti y a tu familia.

CONCEPTO PERIODÍSTICO, EDICIÓN Y CORRECCIÓN DE ESTILO: Héctor Sarasti. 
JEFE DE PRENSA Y GESTOR 2.0: Antonio José de León. 


DIRECTOR GENERAL ORGANIZACIÓN DE DIOMES DÍAZ. José Zequeda.
Colombia.
Junio 2013.