Header Ads

Por Una Noche, El Colegio Fue 'Mesitas de La Junta'


El Cacique en el apoteósico concierto de 
Mesitas de El Colegio cumplió con una 
población que lo esperaba con los 
brazos abiertos. (Foto: Héctor Sarasti)
La noche del domingo 18 y amanecer del lunes 19 de agosto una de las poblaciones más turísticas de  departamento Cundinamarca, El Colegio, más conocida como Mesitas de El Colegio, originalmente llamada desde hacia casi 400 años, "Las Mesitas del Colegio de los Caballeros de Nuestra Señora del Rosario de Calandaima”, por unos momentos -puede decirse-  se rebautizó como “Mesitas de La Junta”.
Y esto porque la esperada visita de Diomedes Díaz Maestre pasó del dicho al hecho, del verbo a la acción, del “si, como no”, al “No te lo puede creer, boyo’eyuca”. El Cacique de La Junta fue, vió,  cumplió e hizo las delicias de un público expectante que abarrotó las imponentes instalaciones del coliseo de la localidad, ubicado en las afueras de la citada población, uno de los 10 nucleos urbanos que tiene la Provincia de El Tequendama en la que viven 160 mil almas que se reparten al occidente de Cundinamarca.
El Cacique cumplió...


Madre e hijas esperando al papá, Diomedes Díaz.

Norte de Bogotá...
El reloj bordeaba las 7 de la noche cuando la compañera de Diomedes Díaz Consuelo Martínez Salazar cogió a sus dos chiniticas Carmen Consuelo y Katiuska, de 2 y 3 años de edad respectivamente les colocó full pinta playera; a su hijo Fredi José y a su propia mamá Evangelina Salazar y salió sin pérdida de tiempo para el Aeropuerto Internacional Eldorado a recoger a su compañero de dichas y amores.
Consciente de que la expectativa en Mesitas de El Colegio era un compromiso que cumplir por parte del artista se apuró en recoger a su marido que venía de Valledupar en el vuelo de Avianca 8577, último del día, más fresco que una lechuga pese a que él había hecho una gira de conciertos ese fin de semana por algunas poblaciones de la costa norte colombiana, que finalizaba precisamente en la citada población.
Todo se iba en coordinar. Diomedes llegaba abordo del avión acompañado del Director General de la Organización Musical José Zequeda Mestre, de su conductor Álvaro Daza y de su inseparable cuñado, amigo y compadre Diego Martínez Salazar. Ellos llegarían y, recogidos por Consuelo, saldrían 'en bombas' (rápido) para Mesitas. 
La famosa pinscher mediana "Muñeca", del Cacique, y el conductor del artista Álvaro Daza. El animalito no se pierde una misa con triquitraque.

Consuelo paró unos minutos en zona aledaña al aeropuerto, se sentó en la zona de alimentación, compró un par de cafés, una botella de agua,  palomitas de maíz para las niñas y esperó a que el hombre de su vida llegara y se uniera al grupo para que todos fueran a templar a Mesitas en familia: padre, madre, hijas, abuela, cuñado, la perrita “Muñeca” (grrr...grrr... grrr...) y Sansón y hasta los que no son. Mejor dicho la familia entera del Cacique de la Junta más los convidados de turno.
Pasadas las 8 de la noche, Díaz Maestre salió de la zona de pasajeros. Sonrió a sus dos pequeñas hijas que corrieron a recibirlo, besó a su esposa y saludó a un equipo de televisión del programa Testigo Directo, de Rafael Poveda Televisión, que lo esperaba y que integraban Carolina Tocarruncho, productora general; Daniel Sánchez, camarógrafo; Daniel Salgado, asistente de cámara e Idelfonso Parada Sequeda, conductor.
Diomedes Díaz Maestre y su asistente en tarima, Diego Martínez Salazar. Al fondo un público agradecido por la presencia del Cacique. (Foto Héctor Sarasti)
Hechas las presentaciones del caso y recogidos los equipajes, todos salieron  para la población. No sin antes el Cacique de la Junta parar unos 20 minutos para comer de rapidez unos chuzos que compró en el restaurante que hay en una gasolinera cerca al mismo aeropuerto.
Alimentado y con ganas, Díaz y familia recorrieron 61 kilómetros hasta alcanzar Mesitas al filo de las 10 de la noche. Esperaron un tiempo mientras él cantante se dirigía adonde una prestigiosa familia del pueblo que le prestó con agrado la bella casa para que, uno, durmieran un rato las niñas y, dos, el artista descansara un poco del duro trajín y se cambiara para estar a puntos para el concierto.
El Cacique dándole instrucciones a sus músicos.
(Foto Héctor Sarasti)
Pasada la medianoche, Mesitas fue testiga directa de que el Cacique de La Junta apareció para hacer de esa noche una fecha inolvidable. Llegó, se cantó una docena de canciones y dejó en el alma de las decenas de almas que se agolpaban en el coliseo la certeza de que Díaz Maestre sí cumple y que ahora adonde al cantante se las dan las toma.

¡Se las dejo ahí!
....
REDACCIÓN, REPORTERÍA, FOTOS Y CONCEPTO PERIODÍSTICO: Héctor Sarasti. JEFE DE PRENSA Y GESTIÓN DE REDES SOCIALES: Antonio José de León. DIRECTOR ORGANIZACION MUSICAL DE DIOMEDES DÍAZ: José Zequeda. Mesitas de El Colegio. Agosto 18 del 2013.