recent

Una Carta Para Diomedes Con Las Canciones De Un Cacique



Escuchando sus canciones 'Bajo el palmar', surgió la idea de traerlo a esta columna. Me inspiré cuando 'Surgió una voz', la voz del Cacique de la Junta, como lo llamó Rafael Orozco en su canción 'Cariñito de mi vida'.

Para empezar, ya venía oyendo desde principios de diciembre 'Tres canciones': 'Mensaje de Navidad', 'El aguinaldo' y 'Las cuatro fiestas'. Como 'La excusa' para 'Volver a vivir', recordando aquellas melodías llenas de 'Ilusiones', 'Con calma y paciencia' escuché a 'Mi corazón' decir, que mientras yo andaba 'Entre placer y penas' y 'A un ladito del camino' 'Me acompañó la suerte' y caí 'En buenas manos'. Esa noche de 'Sueños y vivencias' y 'Experiencias vividas', ya sumido en ese ambiente 'Color de rosa' en el aire fueron sonando, una tras otra, como si fueran 'Chispitas de oro': 'La dueña de mí canto', el 'Amorcito consentido' y 'Amor Ausente'. 

'Frente a mí' divisaba un 'Camino largo', imaginando ser yo 'El errante' de un 'Hombre parrandero' que se eleva muy alto, como 'El gavilán mayor' apoderándose del corazón de 'La pollita', la 'Morenita' y de 'La incorregible' a quien un día dejaron con el 'Alma herida' y 'Penando en vida'. Aunque alguien también se apiadó y le dijo: 'Ay hombre morenita…' 'Regresa'. Pero 'Así es la vida', y 'Sin medir distancias', a 'Sol y luna', ella después habló de su 'Mal de amor' y del 'Delirio' que ocultaba en 'Esos ojos negros' que se perdían 'Al final del sendero'. Por su 'Honda herida' el cantante se convirtió en 'El mártir' de ella desde el momento en que le dijo: 'Ven conmigo', 'Negrita linda', que 'Amarte más no puedo', 'Te necesito', ven y te canto 'Una de mis canciones', así sabrás que mi 'Alma enamorada', 'Hasta el final de la vida' va a estar 'Siempre contigo', que esto que siento por ti es 'Lo más bonito', 'Ayúdame a quererte'. 

Sintiendo 'El alma de un acordeón', persistía en mí 'La invitación' a recordar las canciones del Cacique de la Junta. Atravesando 'Los sabanales' en 'Lluvia de verano' y cuando 'La tierra tiene sed' me iba internando en 'La Montañita'. Esa fue 'La noche de mis recuerdos'. A través de la 'Ventana de cristal' se despertaban en 'Mi memoria' los temas de 'Grandes compositores' con 'Herencia vallenata'. A la vez iba 'Cantando' esas canciones a mi 'Bonita', a la 'Esperanza', a la 'Fantasía', a 'Mi futuro', a los 'Pasajeros De La Vida'; sintiendo 'Puro amor' y 'Amor a Dios', porque 'Las Cosas Del Amor' tienen su 'Palabra sagrada'.

Con 'La despedida' de Diomedes Díaz de 'El mundo', la música vallenata y 'Las Notas De Juancho' 'Doblaron Las Campanas'. Llegó a su pueblo natal la 'Señora Tristeza'. Se fue para siempre, el Cacique de 'Corazón alegre', el hombre que cantaba 'Yo soy el indio', el cantor que pregonaba cuando cantaba que era 'El Invencible', el cantante que quiso hacer 'El Inventario' de toditas las mujeres. A Diomedes los excesos no lo dejaron ser un hombre corriente. Y así lo recalcaba en sus canciones: "por eso 'La Plata' que caiga en mis manos / La gasto en mujeres, bebida y bailando…"

Aunque no 'De la misma manera', el cacique de contrastes extremos cantaba: 'Se te nota en la mirada' / se te nota en el andar / Sé que estas enamorada / no lo puedes ocultar, de igual forma nosotros tampoco podemos ocultar que fue un gigante del vallenato. "Se las dejo ahí".

Paz en su tumba.


Por: José Arturo Ealo Gaviria
Copyright © 2012 - 2016 www.diomedesdiaz.co [diomedesdiaz.co@gmail.com]. Con tecnología de Blogger.