recent

Muere Diomedes, se inmortaliza la leyenda


Tras un año sin El Cacique de La Junta, la tristeza embarga a los seguidores del ídolo de la música vallenata.

Mañana se conmemora el primer aniversario de la muerte del cantante de música vallenata Diomedes Díaz en Valledupar con actos organizados por amigos y familiares para recordar en esta fecha al artista, cuyo deceso se produjo el 22 de diciembre de 2013, cuatro días después de haber sacado al mercado su última producción musical ‘La Vida del Artista’, que se convirtió en el disco más escuchado este año.


Su fanaticada no se repone. Para sus fanáticos, la muerte de Diomedes Díaz es un dolor difícil de superar, pero a la vez se consuelan con los éxitos musicales que escuchan y promueven por donde quieran pasan, como para mantenerlo vigente en la memoria y en este folclor. “Este año ha sido muy triste sin El Cacique, se siente un vacío fuerte”, dijo al pie de su tumba Yenis Amaya, seguidora del artista.

Señala que prefiere pensar que Diomedes sigue en sus giras musicales, como tratando de no asimilar el golpe emocional que le produjo su deceso, pero hay algo que la hace aterrizar a la realidad. “Cuando vengo a visitarlo en el cementerio caigo en cuenta que todo es verdad y que ya no está”, precisa.

María Maestre Hinojosa no solo es fanática del cantautor guajiro, sino que era su prima cercana. “Nos dejó una gran tristeza”, señala la mujer que dice haber acompañado a Diomedes en algunos episodios importantes de su vida como el matrimonio con Patricia Acosta, la madre de Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Luis Ángel y Martín Elías.

Pero a quien parece que le hubiesen arrancado parte de su alma es a Edith Gutiérrez, conocida popularmente como ‘la Diomedista’ por su fervorosa admiración al artista. “Este es un dolor inmenso el que tengo”, señala. Ella, cada domingo literalmente se ‘muda’ a la tumba del cantante para llevarle flores, acariciar sus fotos y entonar sus temas. “Lo quiero hasta la muerte”, señala vistiendo una indumentaria alusiva a su ídolo.

Reinel Trujillo, otro seguidor, confiesa que “este ha sido un año duro sin Diomedes. Nos embarga el sentimiento de saber que no está físicamente con nosotros que esperábamos con ansias sus producciones, ahora nos queda la esperanza de escuchar algunas canciones que quedaron grabadas y que saldrán pronto al mercado”.

Y Rosa Carrillo, también admiradora de Diomedes, tras su muerte, no puede contener las lágrimas cuando escucha el éxito La Irremplazable, interpretada por el Cacique de La Junta. “…sin embargo la esperanza no se ha muerto / porque la fuerza de mi amor me ha sostenido / y lo que nace con fervor y sentimiento / no se muere en un momento como muchos han creído…”, dice el estribillo del tema que la hace recordarlo con nostalgia.

Una pérdida irreparable. Si para sus seguidores la muerte de Diomedes causó una profunda tristeza, mucho más para sus amigos y familiares. José Zequeda, exmánager del artista, señaló que “este tiempo ha sido de mucho dolor” por el apego que tuvo durante 12 años con el Cacique. “Nos convertimos prácticamente en una sola familia”.
Por su parte, su amigo Joaquín Guillén señaló: “mi compadre Diomedes me hace mucha falta, yo no he asimilado que se haya muerto y para mí es como si estuviera vivo, así he querido mantenerlo, sentirlo con su música, sus canciones, y es como quiero recordarlo”.
Rafael Díaz, hermano de Diomedes, dijo que se sienten desconsolados y tristes, pero a la vez los reconforta esa fidelidad de la fanaticada que lo sigue adorando y recordando con todas sus canciones.

Su tumba, sitio de peregrinación. El cementerio Jardines del Ecce-Homo en el norte de Valledupar es desde hace un año uno de los sitios más visitados por propios y turistas; allí reposan los restos de Diomedes Díaz. Desde entonces, todos los días decenas de personas llegan en romería al lugar para llevarles flores, colocar su música, tomarse fotos y compartir.

“Esto se ha convertido en paso obligado por la ciudad”, dijo Reinel Trujillo, un conductor de taxi, quien con su oficio se ha convertido en testigo del fervor que se mantiene alrededor del artista aún después de muerto. “Son varias las carreras que en el día hago al cementerio, especialmente de gente que viene de otras partes para llegar a la tumba del Cacique de la Junta”, indicó.

Ángel Bossio trabaja como jardinero en el campo santo y da testimonio de lo que se ha vuelto ‘pan de cada día’ en ese lugar. “Aquí diariamente viene mucha gente, esto prácticamente se ha convertido en un sector turístico alrededor de la tumba de Diomedes, vienen de Montería, Barranquilla, Sincelejo, Santa Marta, del interior del país y hasta de Venezuela”, precisó.
Los fanáticos de Diomedes no lo olvidan. En el cementerio incluso algunos ponen éxitos musicales del cantautor guajiro en el sistema de sonido de los vehículos y grabadoras.
Albert Guerra Montero, otro visitante en la tumba y conocido del ídolo musical, señaló que a Diomedes lo querían mucho. “Él era un hombre sencillo y humilde, que con su carisma y canciones se ganó el cariño de la gente que ha demostrado que lo extrañan demasiado”.

José María Maestre es uno de los más fervientes seguidores de Diomedes. Reconoce que este año ha visitado la tumba del artista unas 25 veces. “A cuanto entierro vengo, aprovecho y lo visito, en algunas ocasiones he llegado solo, él era un hombre muy bueno, tenía mucho contacto con el pueblo, siento una admiración eterna por él”.

La gerente del cementerio Jardines del Ecce-Homo, Ludith Ochoa Daza, señala que aunque el reglamento interno del mismo prohíbe que se coloque música, la gente de manera espontánea lo hace, especialmente con Diomedes.
Dijo que la situación tiende a desbordarse en las fechas especiales, por eso, con ocasión del aniversario de la muerte del artista, se tomarán medidas para mantener el orden en el panteón.

“Las normas internas del cementerio impiden que se hagan estas cosas por ser un sitio sagrado, donde familiares, amigos o visitantes llegan a tener una comunión con los difuntos, debe haber tranquilidad”, precisó.

Mausoleo para el Cacique. El exmánager de Diomedes Díaz, José Zequeda, dijo que ya está listo el proyecto para construir un mausoleo al artista en un cementerio a la salida de Valledupar, vía a Bosconia, lo que implicaría exhumar el cadáver para darle traslado hasta ese lugar que contaría con una estatua y bancas de reposo para que la gente siga llegando con más comodidad y espacio para visitar a su ídolo.

“El costo de la obra es de $400 millones y tendría una bóveda con tres puestos, donde en la parte central estarían los restos de Diomedes, al lado derecho los de su padre Rafael María Díaz y a la izquierda un espacio reservado para Elvira Mama Vila Maestre, la madre del Cacique, cuando lamentablemente como es el destino, Dios también la llame a su reino”, precisó.

Indicó que “para la obra se necesitan los aportes de la casa disquera Sony, de Sayco y los amigos de Diomedes, es un monumento grande en honor al Cacique que tanto reconocimiento le dio a la música vallenata”.

En cuanto a los trámites legales dijo que se haría la solicitud a la Fiscalía para la exhumación, previa autorización de la familia y las autoridades competentes para este nuevo sitio, donde Diomedes reposaría eternamente al lado de sus seres queridos, y la gente tendría un lugar espacioso para continuar visitándolo y rendirle homenaje.

POR: MIGUEL BARRIOS

Copyright © 2012 - 2016 www.diomedesdiaz.co [diomedesdiaz.co@gmail.com]. Con tecnología de Blogger.