Header Ads

“Esta corona de Rey de Reyes quiero brindársela a Diomedes Díaz”: Álvaro López


El acordeonero que actualmente hace pareja musical con Jorge Oñate obtuvo el título de Rey de reyes al cierre del 50 Festival de la Leyenda Vallenata, en el coliseo Cacique Upar.

Álvaro López elegido la madrugada de este domingo, Rey de reyes en la categoría de acordeoneros profesionales en el 50 Festival de la Leyenda Vallenata, ofreció su título en homenaje a Diomedes Díaz, quien fuera su compañero musical hasta diciembre de 2013, cuando el cantautor guajiro falleció.

“Esta corona quiero brindársela a mi compañero de fórmula Diomedes Díaz; me pegué al alma de él para este concurso, me enfocó y aquí están los resultados”, dijo López, músico de dinastía, que se consagró como soberano entre los soberanos en esta edición del certamen.

El triunfo también lo tributó a Martín Elías, el joven cantante hijo del Cacique de La Junta, muerto el pasado 14 de abril tras un accidente de tránsito; pero además se lo dedicó a todas las personas que lo apoyaron, especialmente a Jorge Oñate, con quien actualmente hace pareja musical; a sus hijos y a su padre Miguel López.

Sostuvo que la sencillez y la humildad que lo caracterizan, prepararse en los cuatro aires y la confianza del público, le dieron fuerza para esta competencia.

Álvaro López dice que ahora su reto como IV Rey de reyes, es seguir impulsando el folclor, llevar el vallenato más allá de donde está y trabajar de la mano con la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata para continuar defendiendo y promoviendo este género musical.

En su presentación ante el jurado integrado por los abogados Álvaro González Pimienta y Jorge Naín Ruiz Ditta, el rey vallenato Alberto ‘Beto’ Rada Ospino, el acordeonero Juan Mario De la Espriella y la embajadora de Colombia en Paraguay, Adela Maestre Cuello, Álvaro López interpretó el merengue Alcirita, de Luis Enrique Martínez; el paseo Consuelo, de Rafael Escalona; la puya Déjala venir, de Náfer Durán, y el son Delicado y sencillito, de Francisco Rada.

Juan Mario de la Espriella, uno de los jurados, indicó que “Álvaro López es un justo ganador porque tocó de manera auténtica el vallenato raizal, porque su interpretación fue limpia, sencilla y armónica, porque tiene casta de acordeonero y porque con su estilo particular hizo la pequeña diferencia que lo destacó ante unos oponentes también de peso y valía interpretativa”.

Álvaro López nació en Santa Marta el 22 de agosto de 1958, hijo del quinto Rey Vallenato Miguel López Gutiérrez, a quien desde los 14 años le siguió sus pasos en el arte musical. Triunfó por primera vez en el Festival en el año de 1976 como Rey Aficionado, y repitió este logro en 1979; se coronó Rey profesional en 1992, y fue el último acordeonero que hizo fórmula con Diomedes Díaz, actualmente integra la agrupación con Jorge Oñate.

En la final del Rey de reyes quedó en el segundo lugar Christian Camilo Peña, en el tercer puesto Almes Granados Melo. Los demás finalistas fueron Wilber Mendoza Zuleta, Navín López Araujo y Fernando Rangel Molina.

La edición 50 del Festival de la Leyenda Vallenata cerró con los conciertos de Carlos Vives, Nicky Jam, Peter Manjarrés y Juan Mario De la Espriella y la organización musical de ‘Poncho’ Zuleta y ‘Cocha’ Molina.