Header Ads

“Martín Elías no veía que alguien quisiera hacerle daño, yo sí”: Dayana Jaimes

Dayana Jaime viuda de Martín
La vida de ‘El Gran Martín Elías’ sigue dando de qué hablar en la esfera pública y familiar. Primero fue el pronunciamiento de la Fiscalía sobre las causas del accidente, atribuido a malas condiciones de la vía y a un exceso de velocidad. Ahora, la viuda del joven cantante de la música vallenata, Dayana Jaimes, concedió una entrevista en la emisora La W y reveló detalles de la relación con su esposo.

Martín Elías Díaz falleció en una clínica de Sincelejo después de sufrir un accidente de tránsito en su camioneta, el pasado 14 de abril, luego de cumplir compromisos en Coveñas y se dirigía a Cartagena.

“Ese día estábamos en familia (día anterior al accidente) y él me llama cuando se baja de la tarima, se pone su cinturón y él acostumbraba a cambiarse la ropa; no quería quitarse el jean, solamente la camiseta, pero le dijeron que se lo quitara porque se podía resfriar: tenía problemas de amígdalas. Se bajó y ya iban llegando a San Onofre, preguntó si había algo de comida, le dijeron que no; se cambió la ropa, se puso una bermuda y otra camiseta; no se puso el cinturón porque iban llegando a San Onofre y se quería bajar en una tienda a comer algo”, sostuvo Jaimes, explicando por qué el hijo de Diomedes Díaz no portaba el cinturón de seguridad a la hora del siniestro vial.

La viuda confesó que “él no veía que alguien quisiera hacerle daño, pero yo si lo veía”. En diálogo con Vicky Dávila, Jaimes señaló que Rafael Rico, compadre y amigo de su esposo, una vez supo la noticia habló con ella sobre el accidente.

“Él me dijo que iban hablando, Rafael iba detrás del conductor y Álex (Ramírez, el otro auxiliar), detrás de Martín Elías, me dice que ‘Álex grita ¡ey la moto!’ y Martín con la mano derecha dijo ‘échate para acá’; me dice Rafael que de ahí no se acuerda de más nada”, explicó la comunicadora social y reafirmó la versión de la Fiscalía.

“Creo que sí pudo haber un microsueño porque todos vieron la moto. Nunca hablé con el conductor, yo sé que él no quería que esto pasara; era el segundo viaje con Martín y desde el primer momento lo dije que no me gustaba el conductor. Me monté con él y no me gustó”, afirmó Jaimes.

Señaló que se preocupó cuando Martín Elías quedó sin conductor, buscaron inicialmente al exconductor del acordeonero Juan Mario De la Espriella, pero ya tenía compromisos y desechó la oferta.

“A Martín le gustó del conductor la prudencia. Decía que era un hombre callado, no hablaba, no opinaba; a él se lo recomendaron varios amigos (…) jurídicamente la Policía que haga lo que tiene que hacer, de mi parte nada; eso no lo decido yo. Contra el Estado no he pensado en eso. Hubo una falla humana, él (conductor) no pudo controlar el carro”.

Confirmó que a su llegada a Sincelejo le notificaron que Martín Elías habría sufrido dos paros cardiorrespiratorios, pero ella guardaba la esperanza de que sobreviviera.

Sobre su esposo, argumentó que se conocieron cuando comenzó “a escalar los peldaños y cuando se daba a conocer. Jamás en la vida me imaginé que sería su esposa y que tendríamos una hija”.

Advirtió que durante los seis años de vivir juntos, sostuvieron una sola pelea y duraron cuatro días en reconciliarse.
Martín Elías dejó a la pequeña Paula Elena, fruto del amor con Dayana Jaimes.

El joven intérprete de ‘El terremoto’ alcanzó a grabar nueve producciones musicales: cinco con Rolando Ochoa; dos con ‘Juancho’ De la Espriella y dos homenajes a los grandes. Sus inicios fueron al lado de su tío Elver Díaz y su tradicional agrupación: La familia de Diomedes. Lo hizo partícipe de producciones como ‘Homenaje al Cacique’ (2002), ‘Con futuro’ (2004), ‘Avanzando’ (2005) y ‘Para todos’ (2006), compactos en los que cantó canciones como: ‘Amor inocente’, ‘Si me quieres yo también’, ‘En corraleja’, ‘Muchacha bonita’ y ‘Mi mujer y yo’.

En 2006 y con solo 16 años, Martín Elías resolvió trabajar como artista solista y llamó para su representación a Harold Becerra, quien comenzó a trabajar en la recolección de canciones para el primer compacto discográfico del artista. Pero antes de ese producto, el hijo de Diomedes tuvo como compañeros en el acordeón a Román López, Nelson Álvarez y Óscar De la Cruz.

“A Martín le gustó del conductor la prudencia. Decía que era un hombre callado, no hablaba, no opinaba; a él se lo recomendaron varios amigos (…) jurídicamente la Policía que haga lo que tiene que hacer, de mi parte nada”: Dayana Jaimes.

Por Carlos Mario Jiménez