Header Ads

'Que injusto con Martín Elías' las palabras de la Negra Candela

La Negra Candela con Martín y Rolando
Si, definitivamente la vida fué injusta con el gran Martín Elias, hijo menor del Cacique de la Junta Dìomedes Díaz, con su primera esposa Patricia Acosta.

La muerte se lo llevó tempranamente cuando comenzaba a solidificarse como una de las figuras jóvenes del vallenato en el país con un estilo propio el cual estaba construyendo desde sus inicios, precisamente para tener su propio espacio como Martin Elías sin dejar de lado, aunque poniendo distancia de su progenitor uno de los iconos del folklore de la región.

Tan sólo veintiséis prometedores años de edad, con un futuro brillante y muchos éxitos a sus espaldas Martin Elías era en lo musical el heredero de su padre por su voz, generosidad, sencillez y autenticidad.

Como hijo quien más lamentó la pronta ida del Cacique y como ser humano el más querendón, protector y mejor padrino en general de su familia. Aterrizado, disciplinado, siempre tuvo claro que debía hacerse a su propio nombre musical, respetando y admirando el legado de su papá, objetivo que iba consiguiendo poco a poco y con seguridad porque ya se le conocia en el ambiente musical como “El Gran Martin Elias” sin necesidad de más arandelas.

Nunca quizo entrar en la sonada disputa con el resto de sus hermanos por la herencia de su padre, prefirió mantenerse al márgen dandole poder a su hermano mayor y más bien dedicarse a lo suyo su carrera musical de la cual derivaba su sustento.

Una sensible pérdida para el vallenato quién tenia en Martin Elias a uno de los defensores del folklor pero a la vez innovador en algunos aspectos para su continuidad.

Justamente cuando presentó su más reciente trabajo discográfico “Cancelada de mi vida”, hablamos con él de diferentes aspectos de su vida. Aquí “En Pasa el chisme” con la Negra Candela les tenemos en exclusiva esa entrevista. Paz en la tumba de Martin Elias. La muerte se lo llevo antes de tiempo.

Por: La Negra Candela.