Header Ads

"Siempre será mi héroe", hijo de Martín Elías habla sobre la muerte de su padre

Padre e hijo
Eran las 11 de la noche del jueves 13 de abril cuando Martín Elías Díaz Varón, hijo del cantante Martín Elías, recibió una llamada de su papá, quien estaba por subir a la tarima, no sin antes darle las buenas noches a su pequeño hijo.

“Me dijo que me quería mucho, que durmiera bien y me tiró un beso”, esas fueron las últimas palabras que Martín Elías Junior escuchó de su papá antes del accidente que le causó la muerte al siguiente día; una noticia que le destrozó el alma.

El pequeño estaba en Cartagena esperando a que el artista cumpliera con sus obligaciones para disfrutar juntos sus vacaciones como acostumbraban, cuando le contaron que su papá se había accidentado.

“Yo me sentí sin aire, no podía respirar. Esos días fueron muy tristes, me sentía sin aliento, sin ganas de hacer nada, así como cuando uno tiene dolor para todo y no se quiere levantar”, expresó Martincito, con un profundo dolor que reflejaba en su mirada, pero con la fortaleza increíble que demuestra al hablar de aquel momento, sin que su voz tartamudee o se quiebre.

Yo lloré mucho, pero después me tranquilicé por mi familia. Yo les decía que fuerza, que mi papá fue un hombre feliz y lo tenemos que recordar por eso”, aseguró.

Con una sonrisa de oreja a oreja Martín Jr. recuerda a su papá como un hombre humilde, a quien dice que lo que más le gustaba era compartir con su familia, en especial con sus hijos: Martín y Paula Elena. El primero es fruto de su matrimonio con Claudia Varón y la pequeña Paula con Dayana Jaimes. Desde que nació en Cúcuta, hace nueve años, Martín asegura que su papá estuvo presente en cada momento de su vida. “Lo que más nos gustaba era ir a la finca. Siempre que iba en vacaciones él reunía a los músicos y a los hijos de ellos y jugábamos un partido, pero cuando lo veíamos jugar a él le decíamos que no porque no sabía”, recuerda entre risas el pequeño.

Su más grande sueño

Martincito confiesa que él sí tiene el talento para convertirse en un futbolista profesional y que desde hace mucho tiempo se prepara para ser el mejor y cumplir el sueño que su papá también tuvo de niño. Incluso, poder llegar a pertenecer al Real Madrid, otro de sus anhelos. “Cuando le dije que quería ser futbolista me dijo que sí, porque ese fue un sueño de él también, pero no lo cumplió porque era muy malito”, dijo entre risas.

El mejor regalo

Siempre va a haber algo que le recuerde a su ‘Papá Elías’, como él lo llamaba, ya sea al escuchar Veinte vidas más, la canción que más le gusta de su padre, o al mirar las fotos que guarda de aquellos momentos, así como al llevar consigo esa manilla que el vallenatero le regaló y que tiene grabadas las palabras: Papá e hijo. Pero, para él, el mejor regalo que le dejó su héroe fue a su hermana Paula Elena. “Ella es una inspiración más de seguir. Cuando crezca me voy a encargar de ella”, aseguró.