Header Ads

55 Años de respirar, 37 años de inspirar

Diomedes Díaz 55 Años
El cartel, empastado con engrudo y fijado en el viejo muro de una céntrica calle de una de las más importantes ciudades costeras del Mediterráneo español, Torrevieja, anunciaba este sábado 26 de Mayo: “Superconcierto de verano…” e indicaba que una selecta lista de artistas venidos desde Latinoamérica se presentarán el próximo junio en diferentes puntos de la Península Ibérica. Entre ellos “Diomedes Díaz”. Mención que acompañaba una foto de medio lado, del Cacique luciendo camisa blanca y chaquetilla.

Ver el cartel me transportó 30 años en el tiempo para recordar anuncios similares que colocaban durante las fiestas ganaderas debajo del puente que cruza el Río Sinú, allá en la ciudad de Montería (Córdoba) Colombia, en la Avenida Segunda, y que a la letra decían, por ejemplo,: “Kazeta El Tanganazo presenta a Diomedes Díaz vs Binomio de Oro” o “Diomedes Díaz vs El Jilgero de América” o “Diomedes Díaz vs. Los Betos del Vallenato” o “Diomedes Díaz vs. Alfredo Gutiérrez” o “Diomedes Díaz vs. Alejo Durán”.

Versus o supuestos enfrentamientos musicales que solo eran -y son- esa socorrida estrategia de mercadeo que urden para comercializar un evento. Y en todo su derecho. Y que llenaba casetas hasta las banderolas, aunque ninguna como las de Diomedes Díaz, atestadas de gente.

Reflexioné hoy fecha de su cumpleaños que el Cacique lleva “55 de respirar y 37 de inspirar” y me pregunté: ¿Cómo logra una persona alcanzar tantísimo tiempo de liderazgo musical y, además, pasándole lo que le ha pasado?. La respuesta no sería fácil y habrían conceptos como para los gustos, los colores. Me contento con pensar que hay unos que nacen con estrella y otros estrellados. El Cacique es de los primeros.

Pero su estrella puede tener varias explicaciones. Una. El matiz de su voz, que en los amantes de ese folclor actúa con mano de Santo. Al que se la pone, ‘curao’ o diomedista. Dos. Las virtudes como compositor. Virtud que se resume en el conocimiento empírico que tiene de la música vallenata, su sonoridad, sus acordes y los ritmos en las que se divide. Tres. Su calidad de intérprete. Diomedes, como pocos, vive lo que canta. Y trasmite lo que siente. Cuarto. Que como poco, porta un “don” o virtud con la que rompe las leyes de la naturaleza. ¿Qué será?... Lo que sea, alrededor del mundo escuchan sus canciones millones de personas a las que lograr inspirar.

Este sábado 26 de Mayo del 2012, Diomedes Díaz Maestre exactamente han pasado desde su nacimiento 20 mil 89 días o 660 meses o 2.869 semanas desde que vino al mundo. Todo un espacio de vida en que jamás ha podido quitarle su liderazgo. ¿Por qué? Porque quizá el Cacique no solo respira sino también inspira.

Por: Héctor Sarasti / Periodista /Desde España
Antonio José de León /Comunity manager / Colombia
REDES SOCIALES DE DIOMEDES DIAZ.