Header Ads

La historia del Cacique con Denni Aroca madre de Diomedes Dionisio


A muy temprana edad, llega a Valledupar, procedente de su natal Chiriguaná, Dennis Aroca, quien junto a sus hermanos, buscan seguir sus estudios secundarios en Colegios del Valle, se hacía muy oneroso, costear la estadía de ellos, en una pensión vallenata.

Se residenciaron en el barrio Primero de mayo, Dennis dedicó su vocación a estudiar, bachillerato comercial, en el colegio José Eugenio Martínez, época durante la cual, en 1978, conoció a Diomedes Díaz, sus padres eran propietarios de la tienda de abarrotes y licores “Los Arocas”, ubicada en la calle 26 con carrera 18 E, sus vecinas eran unas jóvenes simpáticas y alegres, que eran asediadas, por todo tipo de lagartos, que llegaban a cortejarlas y llenarlas de regalos, que ellas aceptaban gustosas.

Entre esos visitantes a las damiselas, llegó Diomedes Díaz junto a su amigo Santos González, novio de una de las chicas, ellos se aprovisionaban de licor, en la tienda “Los Arocas”, los padres de Dennis, lógico, la resguardaban de las miradas lascivas, de estos gavilanes, ávidos de aventuras.

En medio de la parranda, no podía faltar el canto del “Cacique”, que inmediatamente llamó la atención de todos, incluida Denis, quien quedó impactada, con el supuesto guiño de ojo, del cantante, desconociendo ella, el problema que sufría Diomedes en uno de sus ojos.

Hubo un impedimento momentáneo, para que la relación entre Diomedes y Dennis se formalizara, picó adelante el hijo de Santos, Luis Ángel “Papillo” González, se hicieron novios, de besitos y agarrada de manos, únicamente, dijo Dennis.

Diomedes Díaz, por sugerencia de “Papillo”, llegó a la ventana de Aroca y le cantó una serenata, obviamente esto atrajo más la atención de Dennis, hacia Diomedes Díaz, quien no conocía de los sentimientos de simpatía que él despertaba en esta dama.

Bolívar Urrutia, amigo de infancia de Diomedes, captó el flechazo y sirvió de enlace para que este romance floreciera, por lo que se convirtió en el mensajero de amor de la pareja. El primer encuentro fue en la casa de Adelita Gómez, amiga juvenil de Dennis.


En esta primera cita, Dennis, no accedió a las pretensiones amorosas del “Cacique”, pero este perseveró llenándola de detalles a diario, estrategia que no dio resultado, Dennis temía a sus padres y perder su inocencia a tan temprana edad, 15 años. Entonces vino la indiferencia por parte de Diomedes, coqueteándole a una de las amigas más cercanas a Dennis, Ana Infante, esto le despertó los celos, pero la agenda artística del “Cacique”, cada día era más apretada debido al éxito, y se alejó.

Dos años después, carnavales de 1980, Dennis, era parte del comité de propaganda y agitación de la reina del carnaval de su barrio, Albis 1ra, y habló con Diomedes para que les tocara en la noche de coronación de la reina, pero “El Cacique” se excusó y les regaló la agrupación de Adalberto Ariño.

Este detalle la sedujo aún más y el 23 de febrero de 1980, en una noche de carnaval, en la caseta “Lavacar”, donde actuaría Diomedes, Dennis se le presentó, a la salida del evento se consumaron los amores, en la lujosa residencia de Santos González, esa relación amorosa vio sus frutos, el 9 de noviembre, nació Diomedes Dionisio Díaz Aroca, vástago por el cual, Diomedes fue demandado por inasistencia alimentaria, la primera entre las múltiples que le fueron instauradas, ante este hecho, Diomedes Díaz cortó todo vínculo amoroso con Dennis.

Por: Celso Guerra.