recent

“Kelly, ¡Esa muchacha que yo quiero tanto!”


Padre e hija
Como nace el viento, como llega el verso apareciste tú… llenándolo todo, abarcándolo todo de donde es la dicha apareciste tú, mi niña es tan bella que le dicen reina una multitud eso sienten otros, eso viven otros. Y más que su reina quiero que seas tú.

¡Hija tanto puedo amarte! pero no puedo ordenarte toda tu felicidad aunque quisiera salvarte hay un mundo inevitable que por ti debes andar.

Que linda es mi niña sonriéndose, burlando la vida sonriéndose un abrazo tuyo me hace olvidar el pesar más grande abrazándome.

Hay veces que temo que algún día sus sueños puedan ser frenados y no esté a su lado para protegerla pero entonces canta y luego me habla y brilla su vida y ya sé que nada puede detenerla.

¡Hija yo te quiero mucho!, no lo olvides en el mundo que tú debes conquistar.

Antes que llegarás, de besar tu cara yo te amaba ya desde el infinito, desde lo más lindo y por muchas vidas yo te amaba ya.

Yo podría esforzarme y a tus pies plantarte lo que quieras tú la vana existencia, la simple
Kelly Colegio

 existencia, como de una reina mejor hazla tú.

¡Hija nunca tengas miedo de decir tu pensamiento, ni luchar por tu ilusión! sabes de las cosas grandes al final van a quedarte está en seguir tu corazón.

( “Hija”. Canta: Diomedes Díaz. Compositor: Hernán Urbina Joiro. Album “Gracias a Dios”. 2002).

En Kelly Elvira Díaz Franco el alma es a su palabra lo que la estética a su belleza: una relación directamente proporcional que agrada, da confianza e inspira respeto. Para ella, una profesional –abogada- nacida en Barranquilla, norte de Colombia, ser hija de Diomedes Díaz Maestre ha sido y es motivo de profundo orgullo aunque, por principio, no suele contarlo de buenas a primeras como lo haría quizá el resto de los mortales. Esto porque puede más su sencillez que el reconocimiento que le sobreviene por ser sangre de la sangre de ese cantante, su padre amado.

Y es que si preguntara a cualquier seguidor del artista: ¿quiénes son los “muchachitos” que saluda o hacen parte de algunas de sus composiciones? lo más seguro es que la respuesta fuera a una sola voz (Como a usted, estimado lector, acaba de ocurrirle). “Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Luis Ángel y ¡‘El Gran’ Martín Elías!”.

La familia Díaz
Empero, no dejan de integrar y ser importantes en la vida privada de Diomedes sus demás hijos, entre ellos, sus hijas a las que damos a conocer empezado por la abogada Díaz Franco, una mujer que lucha denodadamente por perfilar su senda en el ejercicio del Derecho y, dado el caso, en la política. Y a empuje y fe que avanza a paso de vencedores.

Y es que Díaz Maestre tiene ‘sus ojitos derechos’ no solo en sus hijos sino también en sus hijas, entre algunas de ellas, Rosa Elvira Díaz Mejía (“La mayor de esta familia tan bonita”); las infantes Carmen Consuelo y Katiuska Díaz Martínez; la adolescente Betsy Liliana Díaz González y quien es motivo de esta reseña periodística, Kelly Elvira, profesional que ha laborado tanto en la esfera pública como en la privada.

LA ABOGADA DE LA CASA

Titulo Abogada
“La Facultad de Derecho forma profesionales en competencias académicas e investigativas que les permiten responder a las necesidades del país, de la región y del contexto mundial pues es necesario que la formación jurídica del abogado de hoy se caracterice por un saber fundamentado en competencias, destrezas intelectuales y valores humanos, que desarrollen un pensamiento lógico, argumentativo, comunicacional… habilitando al profesional del derecho para actuar en un mundo controvertido en lo económico, social, político y jurídico”.

Este y muchos otros criterios recibió Kelly Elvira Díaz en la Corporación Universitaria de la Costa, CUC, de Barranquilla donde realizó –obedeciendo a su vocación y renunciando a otras posibilidades- sus estudios superiores luego de obtener uno de los puntajes más altos de su ciudad natal en las pruebas que el estado colombiano realiza -a través del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior (Icfes)- a todos quienes terminan su bachillerato y que ella culminó con méritos más que suficientes en el Colegio Nuestra Señora del Rosario, del barrio El Carmen. Resultado que perfilaba ya su alto desempeño y sus inquietudes intelectuales, las mismas que demuestra hoy en el ejercicio de la abogacía.

Saliendo para un concierto son su hija
Y en estas circunstancias reconoce los consejos que no pocas veces le ha dado su famoso padre, para el mundo “El Cacique de la Junta”; para ella, la persona cariñosa que con la que ha reído y -por las circunstancias judiciales atravesadas por él- también llorado. De todas esas vivencias quedan, de un lado, recuerdos que le definen a ella quién es y cómo es su papá y, por otra, le dejan mil y una anécdotas que contar, desde su niñez hasta la actualidad, como esa de hace poco en la que él le pidió que lo arreglara antes de salir a un concierto. Dicho sea de paso, lo dejó de campeonato, como un “Cicciobello” (chico apuesto).

De las orientaciones dadas por él se acuerda lo que le decía: “Hija si usted se siente capaz y quiere estudiar, adelante”. Palabras que muestran un Diomedes Díaz cercano a su familia.

“Él a todos nos da absoluta libertad de escoger, nos apoya y siempre está pendiente de nuestros estudios; de todas maneras, respeta y apoya a quien elige una senda diferentes como es el caso de mis hermanos que han querido ser cantantes”.

Hace años para ella el camino se le dividía entre la Ingeniería de Sistemas y el Derecho. Ahí pudo más su vocación y su noble empeño y, a horas justas, el apoyo irrestricto de la mujer que más ama e idolatra en su vida, Beatriz Elena Franco, su mamá, la persona que un día de hace muchos años se devolvió a Barranquilla desde Estados Unidos para dar a luz a su primera hija, ella.

Diomedes y Kelly

Madre que superando muchos obstáculos sacó -y saca- adelante a sus hijas y que se siente orgullosísima de todas y, para este caso, de la primera de su estirpe y del hombre con el que la concibió, Diomedes Díaz. “Me siento feliz de todas… mi niña me ha dado muchas alegrías”.

De la personalidad de Kelly y del papel que juega en su casa dice:

-“Ella es muy calmada, mesurada, respetuosa y cordial”, al paso que menciona el pilar fundamental que significa la abogada en su hogar conformado, además, por Hillary Alejandra e Indira Beatriz, fruto de una unión posterior.

De lo aprendido en casa, Kelly enfatiza que: “Me enseñaron la rectitud, que es fundamental, y
Kelly grado Abogada

 ese es uno de los ejemplos que definen mi manera de ser y que es lo que aplico en mi profesión”.

“Ella (Beatriz) no es solo mamá sino también amiga y hermana”, reconociendo que “mi padre es, ha sido y será parte fundamental de mi existencia como persona, a los dos los amo con toda el alma y agradezco lo que han hecho por mi cada uno”.

“Él ha valorado mucho a su hija –dice Beatriz- y eso lo sabemos quienes estamos cerca; de él destaco muchas cosas: su inteligencia, el lugar que durante la relación ocupaba uno como persona y, sobre todo, el apoyo que ha dado a mi niña”.

Aspectos estos que suelen no trascender a la opinión pública saturada de historias de buenos y malos y muy carente de perfiles que escudriñen más la parte humana de las personas, famosas o no.

La familia

De los recuerdos de infancia, Kelly lleva grabados en el alma muchos, como por ejemplo, ese que da cuenta de la alegría que sintió cuando fue de la mano de su padre a unos grandes y muy conocidos super almacenes de Barranquilla. Tanta era la algarabía y el alboroto que levantó la presencia del famoso cantante que los administradores del lugar se vieron obligados a cerrar el lugar para que él pudiera hacer las compras. La niña entusiasmada cogía por allí y por acá y metía en el carrito del supermercado.

-“Papi, ¿Puedo?”, le preguntaba entre expectante e inocente a su papá, que le respondía con una sonrisa cómplice y una caricia en la cabeza.

-“Si, hija, cójalo, cójalo”.

Al poco rato:

-Papá, ¿puedo?

-“Que sí, hijita,…”

Anécdota que es solo una de tantas que ha vivido la hoy abogada y que conocidas muestran más la cara humana del personaje público.

De su papá admira su increíble capacidad de crecerse ante la adversidad. “Al lado de él he comprendido que no se deja llevar por las circunstancias y que él tiene esa capacidad de moldearlas para colocarlas a su favor”.

La abogada y El Cacique
-“…¿Un don?”, preguntó Héctor Sarasti, el autor de esta líneas durante su diálogo con la reputada abogada colombiana.

.-·Si, un don…un don para hacerse querer de las personas, para transformar su espacio en algo mejor y para cambiar un ambiente triste en otro alegre… él siempre saca de las malas circunstancias lo mejor y eso lo transmite…soy testigo de que además ha cambiado para bien el presente de muchas personas que con el trascurrir del tiempo se encuentran con uno y se lo dicen… eso me hace sentir feliz porque son anécdotas que la mayoría de la gente desconoce”.

Como esa de un chiquillo que deambulaba vendiendo por las calles barranquilleras y que un día se topó con Diomedes y, entre sus acompañantes con su pequeña hija, en un tramo de la famosa Avenida Murillo. Reflexionándoles a quienes iban con él del valor del esfuerzo que hacia ese chico, acto seguido lo bendijo y le deseo la mejor de las suertes, para luego comprarle todo lo que vendía por un mayor precio de lo que costaba. Pasaron muchos años y ese chico se le acercó un día cualquiera a Kelly, le recordó la anécdota y le afirmó que de ese día en adelante jamás fue el mismo, “Diomedes Díaz, su papá, me cambió la vida…¡Gracias!”. El muchacho no cabía de la dicha y ni en la ropa y su gozó alegró el corazón de la que fuera testigo directo de la historia.

Además, recuerda esa famosa anécdota diomedista que habla del silencio que impregna Díaz Maestre cuando se acerca a un grupo de personas. “Apenas aparece en un lugar se hace un silencio reverencial”, dijo algo que constató este cronista y refrendó en su momento José Sequeda, Manager General de la Organización Musical, su amigo de hace años, su compadre de otros tantos y su vecino de finca allá en las inmediaciones de la población costeña de Badillo.

EL DERECHO, LO PÚBLICO Y SUS ASPIRACIONES POLÍTICAS

Su padre Diomedes Díaz
De la profesión de abogado dice: “a los profesionales de esta rama los estigmatizan (asocian) con una ambición desmedida por el usufructo pero pienso que hay un mayoría que concibe el derecho como un servicio al ser humano, que llega a los corazones para ayudar”.

Díaz Franco egresó de la citada Universidad hace casi un lustro. De entonces a esta fecha ha laborado en diferentes sitios, entre otros, la Personería Distrital de Barranquilla. En la actualidad ejerce de litigante pero tiene también otras aspiraciones ya que concibe serle útil a su ciudad incluso desde un cargo político, dado el caso, la oportunidad y el momento.

“Sería un sueño hecho realidad y aquí me tienen a la orden, dispuesta, con el empuje suficiente y con ganas de ayudar a mis coterráneos”, dijo mientras definía la política como la manera de ayudar al necesitado desde un cargo de responsabilidad, “todo con un sentido humano”.

Su abuela La vieja Elvira
Aspecto humano conocido por ella muy de cerca ya que trabajó en la Mesa de Derechos Humanos de la Cárcel Modelo de Barranquilla, durante su año de judicatura, cuando estudiaba en la Universidad. Labor que le permitió ver de cerca la problemática penitenciaria y, además, conciliar posiciones tanto en lo laboral, como en social, experiencias todas que, vistas desde su sensibilidad, dejaron en su mente una conciencia social y una profunda huella reinvindicativa.

A grandes rasgos y esta es Kelly Elvira Diaz Franco, una chica joven, decidida a luchar por las causas que cree justas y, sobre todo, a demostrar que aunque ella “no canta pero encanta”, como le dice su famoso padre.

Y como dice el famoso saludo vallenato, ¡Que los que van adelante no van lejos si los de atrás…

Dios te bendiga, hija…

“Aquí les traigo este pollo señores, pa’ ve como se defiende en la valla… y dicen que si lo carga Diomedes le puede apostar la plata que quiera… Y yo voy a apostar toditas mis canciones Y hasta juego mi nombre, si quiere el contendor le apuesto que nos llevamos pal Valle el premio para adornar el folclor”.

‘PROCESADAS’

LA CAMPAÑA DE EXPECTATIVA de esta crónica rompió todos los supuestos y dejo una estela de comentarios positivos tanto de la protagonista como del escrito. Reproducimos algunas opiniones que hacemos extensivas a los lectores.

“Que linda hermanita, Kelly Elvira Díaz, espero estar figurando en esta crónica, eh”, Benda Cerra. (Nota del editor: Aplicamos lo dicho, aquí en EL BLOG DE DIOMEDES DÍAZ es cayendo y corriendo. Gracias).

“Prima de mi alma gracias por el apoyo y muy agradecido de su mamá Beatriz, mi tía; y con sus hermanitas, ¡lindas todas! Dios me las bendiga. Las quiero mucho”. El “Che” Díaz.

“Muchas gracias, bella Kelly, ya estás pega’ antes de grabar…je,je,je… Dios te bendiga, Caciqueeee”, Juancho Viaña.

EN POCO MÁS DE 2 horas se hicieron alrededor de 1.000 visualizaciones del vídeo preparado para este especial desde España, por Héctor Sarasti, y montado en la red youtube.com y compartido por El Blog oficial del Cacique de La Junta.

LA PÁGINA DE la abogada Díaz Franco es https://www.facebook.com/pages/DIAZ-Franco-Abogados/233008453480906

Y SI DESEA ESCRIBIRLE, por cualquier motivo profesional, de medios de comunicación o simplemente saludarla y brindarle su cariño, hágalo a kdfabogada@hotmail.es

LA DOCTORA DÍAZ FRANCO SE llevó una sorpresa por cuanto no esperaba el video de expectiva que se realizó desde España, un recuento desde niña hasta la actualidad de lo que ha sido su vida. ¡Sorpresa, sorpresa!

DENTRO DE SUS PLANES a futuro tiene montar una Fundación que tenga sentido social y ayude a colectivos desfavorecidos. “Ese es uno de mis sueños”, dijo la abogada barranquillera.

LA ABOGADA DÍAZ igual hace acompañamientos de imagen a instituciones privadas o públicas.

ALGUNOS COMENTARIOS hechos con motivo del video en la página de Diomedes Díaz.

T. Sotomayor S. “Que hermoso video, felicidades a Diomedes por esa hija tan linda, que el Señor te regaló”.

M. Suarique: “Dios bendiga a su hija y a su familia. Mil felicidades, Diomedes.

A. Ricardo de A: “ El Cacique y el papa de los pollitos, que linda hija”

S. Manuel M.: “¡Que bonito video cacique, que Dios lo bendiga”.

Por Héctor Sarasti / Periodista / España
Antonio José de León / Comunity Manager/ Colombia.
Redes Sociales Organización Musical Diomedes Díaz

Copyright © 2012 - 2016 www.diomedesdiaz.co [diomedesdiaz.co@gmail.com]. Con tecnología de Blogger.