La Fe Tiene Un Lugar Sagrado En La Casa del Cacique

La fe del artista en la intimidad de su hogar. 
(Foto Héctor Sarasti / EL BLOG DE DIOMEDES DÍAZ)
...Viernes 9 de agosto del 2013....

Cuando el exclusivo reloj dorado, marca Michael Kors, modelo 5818, que lucía en su muñeca izquierda Diomedes Díaz Maestre registró las 11:27 de esa noche el artista se reincorporó de la poltrona que hay en la mitad de la sala de su casa del norte de Bogotá, caminó cinco pasos y medio y se paró frente al altar que tiene allí en una esquina y que es un homenaje a Nuestra Señora del Monte Carmelo, más conocida como Virgen del Carmen.
-¡Silencio, por favor!, pidió...tic,tac,tic, tac... cinco segundos...
-¡Silencio, por favor! reiteró ante el murmullo que invadía el lugar.
-¡Silencio, por favor!, exigió por última y tercera vez al paso que el puñado de personas que allí estaban callaron totalmente. Él la gran estrella del vallenato, el astro rey de la constelación musical de ese folclor del caribe colombiano, se plegaba a la fe religiosa que le da las ganas de seguir adelante cada día más lejos y más alto. Oraba en silencio...
Díaz Maestre extendió su mano izquierda contra la pared, plegó la derecha para bendecirse y dobló una de sus piernas para inclinar la cabeza en señal de reverencia. Oró en silencio, alzó una y otra  vez la testa e imploró al cielo por el bien de él y los suyos, colocó la mano encima de la imagen y finalmente se echó la bendición.

-¡Vámonos!, ordenó.
Cumplía así un rito que hace en la intimidad de su hogar y que la mayoría de gente desconoce. Gesto parecido al que tuvo la mamá de Consuelo, Evangelina Salazar, el pasado 17 de julio antes de que él se fuera para México, rezaron juntos.
Pa’ lante es pa’ lla.
El Cacique de La Junta emprendió así su rauda salida rumbo a la discoteca  Bar La Leyenda, de la calle 93 con 13, en Bogotá, donde tocaba esa noche. El puñado de acompañantes lo siguió al paso que él alcanzó el ascensor junto con Consuelo, su compañera; el Manager General de la agrupación José Zequeda y otros personas más. 
En el sótano del edificio de apartamentos lo esperaba con el motor prendido de la camioneta Lexus, plateada, en la que se transporta el Cacique su conductor Álvaro Daza, para llevarlo al sitio. Todo hay que decirlo pues el bueno de Daza ya va pareciéndose a  Michael Schumacher cuando de llevar pronto y seguro al artista se trata. Cuando se va Álvaro no queda ni el polvero...

Diomedes llegó cumplidamente a la presentación, cantó una docena de canciones, anunció que el 15 comienza la grabación de su próximo CD e hizo una vez más las delicias de la gente.

...Una vez más...

La fe en Dios y la Virgen son la luz que ilumina al Cacique. (Foto Héctor Sarasti)

REDACCIÓN, EDICIÓN, FOTOS Y CONCEPTO PERIODÍSTICO: Héctor Sarasti. GESTIÓN DE REDES SOCIALES: Antonio José de León. DIRECTOR ORGANIZACIÓN MUSICAL:José Zequeda. Agosto 10 del 2013.