Header Ads

“Llevo una partecita de Diomedes, conmigo”: Consuelo Martínez

“Y el día que se acabe mi vida, les dejo mi canto y mi fama”, es el coro de la canción ‘Muchas gracias’ utilizada como epitafio en la lápida, que ayer fue instalada en el cementerio Jardines del Ecce Homo, donde reposan los restos mortales de su autor, Diomedes Díaz, El Cacique de La Junta.

Carlos Rocha, un espontáneo comerciante de la capital del Cesar, llegó al campo santo para visitar la tumba de un familiar y, casualmente, se encontró con que Consuelo Martínez la viuda de Diomedes, acompañada de José Zequeda, mánager del Cacique, estaba arreglando la última morada del cantante guajiro, a quien admiró por más de 10 años.

“Me gustaban mucho sus canciones y es un privilegio estar aquí donde están sus restos mortales. A mí me cuentan que lo enterraron con el diamante que adornaba su dentadura”, expresó el fanático.
“Y el día que se acabe mi vida les dejo mi canto y mi fama”, es el mensaje que está inscrito en la última morada de Diomedes Díaz.

Y como esa, son infinitas las versiones que existen sobre el paradero de la joya que brillaba con cada sonrisa del cantanteguajiro.
Sin embargo, Consuelo Martínez, última compañera sentimental del Cacique, reveló que esa piedra preciosa, “es una partecita de Diomedes, que siempre me acompaña.”

“El diamante está en este anillo, como él me lo entregó en la torre Eiffel, ese fue mi matrimonio y aquí está”, dijo mientras mostraba su mano izquierda.

La grandeza de Diomedes

Los artistas plásticos John Peñaloza y Misael Martínez, avanzan en la construcción de una escultura de cuatro metros en homenaje a Diomedes Díaz. 

Son varias las esculturas que diferentes grupos de amigos y fanáticos de Diomedes planean hacer, para lo cual han iniciado la recolección de llaves y todo tipo de elementos de bronce.