Header Ads

Diomedes Díaz también le cantó al Junior y al deporte


El Cacique de La Junta le rindió homenaje a varios atletas del país y a la Selección Colombia con la canción ‘Yo soy Mundial’, que grabó en 1994, previo al Mundial de USA. 

Las melodías de Diomedes Díaz no solo iban dedicadas a sus amoríos o vivencias. Sus saludos tampoco eran todos para sus amigos más allegados. El Cacique de la Junta también le cantó al deporte colombiano y en más de una canción mencionó a reconocidos deportistas, como Édgar Rentería y Juan Pablo Montoya, a quienes nombró en el tema Pidiendo vía. 

El ciclismo y el fútbol, las disciplinas escogidas por el fallecido cantautor vallenato, que grabó canciones que a más de un deportista costeño puso a vibrar. 

En 1987, y aprovechando el furor de los ciclistas colombianos por las carreteras de Europa, el Cacique sacó a la luz pública su álbum Los Incontenibles, en donde con la canción El líder, homenajeó a los escarabajos colombianos. “Porque en Colombia hablando de pedalear hasta un aficionado enfrenta al mejor. Viene llegando el líder a la meta final, preparémonos todos, aplaudimos con fervor pa que Colombia vibre radiante de emoción porque ya nada impide que el nuestro sea el campeón. Viene llegando el líder dejemos la vía libre…”, es uno de los apartes del tema que ejecutó al lado de Gonzalo el Cocha Molina y que iba dedicado especialmente a Lucho Herrera. 


El fútbol, y especialmente el Junior de Barranquilla, también tuvieron un lugar en su amplio repertorio. En el año de 1993, y previo a un partido del cuadro tiburón ante el América de Cali, Diomedes amenizó el cotejo y con la camiseta rojiblanca puesta cantó sus mejores canciones de la época y puso a delirar a toda la afición que colmó las graderías del estadio Metropolitano Roberto Meléndez. 

Víctor Danilo Pacheco, exfutbolista del Junior y jugador de aquella época, revive ese momento y cómo fue el saludo y el remoquete que le puso el Cacique al talentoso volante de Suan, que es uno de los seguidores del ‘Papá de los Pollitos’. “Diomedes siempre tuvo un cariño por Junior, alcancé a tratarlo y estoy dolido por su partida. Recuerdo que cantó dos veces en el estadio Metropolitano y en esa época había que llevarlo para que el Metro se llenara. Ese día le preguntaron que cómo definía a Pacheco y dijo: ‘Pachequito es como un pajarito”, relata con algo de nostalgia. 

Ese cariño de Diomedes por Pacheco lo retrató en la canción El Mundo se acaba, que es una de los temas que está en el álbum El Regreso del Cóndor, que grabó en 1992 al lado del también desaparecido Juancho Rois. “Con cariño para Iván René Valenciano y Víctor Danilo Pacheco, orgullos nuestros”, dice el mensaje. “Nos sorprendimos, tanto Iván como yo estábamos en el entrenamiento, íbamos para la sede y cuando salió el cd fue cuando escuchamos el saludo de Diomedes”. 


El más grande futbolista que ha tenido Colombia tampoco podía faltar. A Carlos Valderrama, Diomedes lo nombra en la canción Muchas Gracias a mi fanaticada, en donde también menciona a otras personalidades de Colombia y deportistas. “Vivo orgulloso como todos los colombianos. Como el Pibe, Tino Asprilla y como Higuita y Lucho Herrera, el campeón de los ciclistas”. 

En 1994, y después que Colombia había obtenido la clasificación al Mundial de Estados Unidos, el monstruo de vallenato, le rindió un gran homenaje a toda esa camada de jugadores que lograron la hazaña de estar en una cita mundialista. Yo soy Mundial, fue la canción con la que Diomedes describió la gesta realizada por Colombia. “Cantemos con alegría que se oiga una sola voz que viva la patria mía, que viva la Selección. Como buenos colombianos tenemos que respaldar a nuestro seleccionado que jugará en el Mundial. Ae, ae, ao, Colombia se sobró, yo soy mundial como mi Selección. Ante los ojos del mundo Colombia demostrará como es que se juega el fútbol, no importa quién sea el rival…”. 

Con la canción Regalo a Barranquilla, que grabó en un álbum de Fiesta Vallenata, se desprende la siguiente estrofa en honor al Junior: “Que Dios del cielo me vea y me cuide para ver el primer partido del Junior con todos los colombianos en el Metropolitano narrándolo Édgar Perea”. 


Años más tarde, y al lado del Cocha Molina, en el álbum Gracias a Dios se desprende el tema El escorpión en donde Díaz vuelve a mostrar su cariño por el conjunto currambero. “Fui el domingo a Barranquilla, me encontré con Toño Char y nos fuimos para el estadio porque el Junior iba a jugarrrrrrr….”. 

Sin duda alguna Diomedes Díaz también estuvo ligado al deporte colombiano, con sus letras le rindió tributo a los atletas que dejaron el nombre del país en alto y seguramente muchos deportistas en Colombia también están dolidos con la muerte del Cacique de la Junta, que con mucho gusto siempre le cantó a toda su fanaticada. 


POR: ROSEMBER ANAYA RAMÍREZ