Header Ads

Padre Ordosgoitia homenajeó al ídolo


Los Palmitos. Asombrados se levantaron ayer los habitantes de este municipio cuando al empezar el día, en vez de escuchar el saludo matinal y bendiciones, "los buenos días" fueron las canciones de Diomedes Díaz replicadas desde los parlantes de la iglesia Santa Rosa de Lima.

Es que el padre Laureano Ordosgoitia, párroco de la localidad, fue presa del "diomedismo" que le caracteriza y ayer dedicó gran parte de las actividades religiosas al fallecido cantante que cumpliría 57 años.

Algunos curiosos se acercaron al templo para ver qué le pasaba al presbítero y en vez de cirios y grandes ramos de flores en el altar se encontraron con un cuadro, réplica de un afiche muy conocido del fallecido cantante que estaba sobre una bandera de Colombia, tambores y otros instrumentos. 

Era la prueba del homenaje que el cura le rindió a su artista preferido, según él, también un gran amigo, e invitó a todos a participar.

En pocos minutos el ambiente "diomedista" se contagió en las calles cercanas y ya no se cantaba un "Ave María" sino "Ay la vida" y otros clásicos del Cacique de La Junta. 

A Ordosgoitia le ha dolido mucho la muerte de Diomedez y eso no lo ha dejado de reconocer. Recientemente estuvo en un foro y homenaje en la pasada edición del Festival de la Leyenda Vallenata, con Martín Elías y Rosa Elvira, hijos de Diomedes, y Patricia Acosta, su primera esposa. También visitó su tumba donde rezó un rosario en su nombre.

Ayer llenó el templo con recuerdos e incluso, la misa de las 6:00 de la tarde fue para pedir por el alma del artista.

Con una camiseta estampada con la imagen de Díaz, el padre Ordosgoitia recordó apartes de su amistad con el artista. Explicó que el cuadro antes citado es una réplica del artista sucreño Robin Montes de un famoso afiche. 

Montes hizo dos cuadros, uno para Ordosgoitia y el otro obsequiado por el sacerdote a la mamá de Diomedes, Elvira Maestre. Cada vez que el padre lo miraba, se entristecía.