Le robaron medalla a la escultura de Diomedes


La prenda original le fue hurtada y cambiada por otra.

Un nuevo escándalo rodea a la escultura de Diomedes Díaz en Valledupar. El escultor Jhon Peñaloza, autor de la obra, denunció que la medalla original que le había colocado a la estatua, simulando la joya que el Cacique llevaba colgada en su cuello, fue robada y cambiada por otra, tal vez pensando, quienes cometieron el hurto, que se trataba de una prenda de mayor valor.

Peñaloza, quien se dispone a restaurar la escultura dado el desgaste que registra la pintura, se percató que la medalla que ahora tiene el monumento no es la misma que traía cuando se instaló en mayo pasado en la glorieta Los Juglares, en inmediaciones del balneario Hurtado.

“La medalla hay que colocársela de nuevo porque se la robaron, le quitaron la original y le pusieron otra con gotas mágicas, entonces eso tenemos que arreglarlo también”, indicó el artista.

“Era una medalla normal, de esas que venden de fantasía, sino que tenía un recubrimiento la pintura y daba la apariencia de una cosa de mucho más valor, pero no. Es una cadena pegada completamente a la resina, y lo mismo ha ocurrido con el diente que han tratado de quitarle la piedra que simula ser un diamante”, precisó.

Sostuvo que “la gente piensa que eso es una piedra preciosa, pero es de vidrio, de fantasía; es una piedra que compré en el callejón de Pedro Rizo”.

Dijo que no se explica cómo hicieron para quitarle la medalla al Cacique de La Junta. “Buscaron la medida precisa que tenía la original y le colocaron otra”, puntualizó.

El robo de la medalla y los intentos por arrancarle el diente a la escultura de Diomedes se suman a los escándalos que en días pasados generaron fotos obscenas que algunos se tomaron en la escultura, las cuales circularon en las redes sociales, lo que generó indignación y repudio, al punto que las autoridades tomaron como medida colocarle vigilancia policial a la estatua y cámaras de seguridad, advirtiendo que quienes hicieran mal uso de la misma, serían sancionados con el Código Nacional de Policía.

Jhon Peñaloza dice que tardará entre tres o cuatro días para restaurar la escultura, que deberá ser retirada de la glorieta de Los Juglares y llevarla a su taller, para dejarla renovada y así siga siendo uno de los atractivos turísticos más importantes de Valledupar.

Envía: El Heraldo