¡ÚLTIMA HORA!

Dayana Jaimes aclaró el proceso de la Fiscalía sobre Martín Elías


Un comunicado publicado en sus redes sociales permitió conocer la posición de la viuda del cantante vallenato Martín Elías Díaz, con respecto a las informaciones en torno al proceso que se adelanta en contra del conductor del vehículo en que iba el artista cuando ocurrió el lamentable accidente.

Dayana Jaimes, cuyo matrimonio con el intérprete vallenato Martín Elías Díaz, hijo de Diomedes, duró cerca de dos años y medio, manifiesta en el comunicado que como viuda, madre y representante legal de la menor Paula Díaz, se dirige a la opinión pública para aclarar "una serie de desafortunadas y apresuradas conclusiones a las que se han llegado por cuenta de recientes publicaciones en medios de comunicación de orden nacional".

Jaimes aclaró tres puntos. En primer lugar, informó que su "único fin" dentro del proceso penal que se adelanta a raíz de la muerte de su esposo es "conocer la verdad de lo acontecido en la mañana del 17 de abril de 2017. Es decir –aclaró– en ningún momento exigiré de parte de Armando Quintero, o de su familia, el pago de perjuicios". 

Esto, pese a las "afectaciones" sufridas a partir del accidente ocurrido en la vía San Onofre-Lorica. 

No fui yo quien decidió iniciar un proceso penal en contra de Armando Quintero.

En segundo lugar, Jaimes afirma: "Entiendo el carácter culposo del delito por el cual la Fiscalía General de la Nación imputó cargos al señor Armando Quintero, razón por la cual estoy lejos de considerar que él hubiese querido acabar con la vida de Martín, y mucho menos que Martín quisiera morir".

"Reitero que todos los accidentes con consecuencias fatales son investigados oficiosamente por el ente acusador –expresó en el tercer punto–, eso quiere decir que no fui yo quien decidió iniciar un proceso penal en contra de Armando Quintero, fue la Fiscalía General de la Nación y es esa la razón por la cual mi hija y yo estamos presentes, porque somos víctimas del lamentable suceso".


Jaimes concluye su texto de la siguiente manera: "Conocer la verdad sobre lo acontecido será un motivo de tranquilidad para mi familia, así como lo es para cualquier persona que haya perdido a un ser querido, tengo toda la confianza puesta en manos de Dios y en los jueces de la República, quienes determinarán si existe, o no, responsabilidad. No seré yo la encargada de juzgarlo, nunca ha sido mi intención hacerlo".

Por: EL TIEMPO