Header Ads

Así festejó Diomedes Díaz su último cumpleaños

Diomedes Diaz
El ‘Cacique’ estuvo acompañado de varios amigos y de sus hijos Rafael Santos y Martín Elías.

El 26 de mayo era el día elegido por el cantautor Diomedes Díaz para lanzar sus nuevas producciones musicales al tiempo que celebraba su cumpleaños. No era amante de las fiestas ese día, y por eso ordenaba a su mánager de turno que la agenda estuviera llena de visitas a medios y presentaciones.


Sin embargo, en 2013 sorprendió a sus amistades anunciando que celebraría sus 56 años. Para ello puso enfrente de la logística a su último representante, José Zequeda, quien se encargó de repartir las tarjetas de invitación.



“Me sorprendió su iniciativa para el festejo porque él aborrecía las celebraciones. Solía permanecer en las casetas o en las fiestas privadas. Me dijo a manera de broma que era con lluvia de sobre y que debía haber mucha comida y whisky. También decidió que la celebración sería en mi casa”, recordó Zequeda.



Para el día de la fiesta sorprendió también que llegara temprano, mucho antes que los invitados.



“A las 7:00 p.m. estaba listo en ‘el quiosco del Cacique’, como llamaba al patio de mi casa, recibió los regalos personalmente y fue preparando el conjunto para luego cantar”, añadió.



Joaco Guillén, quien manejó a Diomedes durante 17 años, recordó que ese día lo notó muy sentimental y lanzó muchas frases que harían pensar que se trataba de su último festejo a lo grande.



“A Mama Vila le dijo que alistara la ropa negra para guardarle luto, porque este era el último cumpleaños que compartiría con su familia, esas palabras no se me olvidan”, explicó Guillén.



Versos con sus hijos



El conjunto musical estaba listo y alrededor de las 9:00 p.m. Diomedes empuñó el micrófono para cantar 26 de mayo.



“El 26 del mes de mayo/nació un niñito en el año 57/y allá en la junta fue bautizado/y hoy se conoce con el nombre de Diomedes”.



Posteriormente comenzó a dedicar versos a sus amigos, e invitó a sus hijos Rafael Santos y Martín Elías para que se unieran a la piqueria.


“Se dijeron muchas cosas hermosas en esos versos, Diomedes les habló del amor que sentía por ellos, y Martín y Santos le agradecieron por haberlos dejado seguir sus caminos en la música. Iván Villazón que acababa de llegar de Bogotá, también verseó”, señaló Guillén.